Publicado en Recomendamos

Esta semana recomendamos

Pues como cada semana aquí estamos de nuevo, un sábado más ponemos a vuestra disposición los títulos de los dos libros que más nos han gustado en estos siete días.

1.El primero, con una valoración de cinco estrellas es No está el horno para cruasanes de Shirin Klaus. Una novela divertida y que te atrapa desde el primer minuto. Una apuesta pondrá todo patas arriba en el gimnasio donde los protagonistas acuden, haciendo que surjan situaciones divertidas y sentimientos inesperados. Un libro que no te puedes perder, que Zafiro ha sabido valorar.

2.El segundo es Orquídeas de Sangre de Toby Neal, una novela publicada por Ediciones Kiwi en la que nada es lo que parece. Un thriller lleno de sangre y sospechas en el que nadie se salva de ser investigado. Lei es una aspirante a detective, a su alrededor girará una trama de lo más escalofriante y a raíz de ello vivirá situaciones que le harán recordar cosas de su pasado. Será conocer a Stevens lo que marque un antes y un después en su vida, aunque  las cosas nunca son lo que parecen…

Anuncios
Publicado en Novela Negra

Orquídeas de sangre ~ Toby Neal

De la mano de ediciones Kiwi , nos llega esta novela policíaca de suspense escrita por Toby Neal. Donde la autora nos invita a vivir a través de sus páginas los miedos, inseguridades y desconfianzas de la protagonista, intensificados por el homicidio de los adolescentes.

 

SINOPSIS

Hawái es sinónimo de palmeras, arena negra y aguas azules, pero para la policía Lei Texeira hay un lado oscuro en el paraíso.Lei ha superado un pasado lleno de cicatrices para ejercer como policía en la tranquila ciudad de Big Island, en Hilo.En una de sus patrullas diarias encuentra a dos adolescentes asesinadas, una de ellas, recientemente fichada. Los ecos de su pasado, la difícil vida de las chicas y sus trágicas muertes le afectan hasta hacerla caer en una espiral obsesiva en torno a todo lo relacionado con el caso. La intensidad de su investigación será un reclamo para el asesino que, en su juego macabro, la acechará, alimentándose de sus debilidades y jugando con su cordura.

A pesar de su obsesión con el caso y el miedo a su acosador, en el transcurso de la investigación Lei se sorprende enamorándose por primera vez. Volcanes humeantes, playas de arena negra y bosques de helechos son el escenario de la búsqueda de respuestas, sin embargo su acosador está más cerca de lo que imagina, mientras los hilos del pasado se enredan en su futuro.Lei está decidida a encontrar el asesino, pero él ya sabe dónde encontrarla.

 
MI OPINIÓN:

Lei es una policía que aspira a convertirse en detective, cuyas únicas aficiones, a parte de su trabajo, son su perra y las orquídeas.

Lo que en un principio, parece un día de patrulla como cual cualquier otro, ella y su compañero Pono, encuentran los cuerpos sin vida de dos adolescentes. A partir de entonces, los traumas vividos en su niñez, empiezan a surgir como si de fantasmas se trataran.

El sentirse identificada con la vida de una de las adolescentes, por el abandono de su padre, encarcelando por tráfico de drogas y la adición a las drogas de su madre, hacen que la agente lleve todo a un punto casi personal.

La investigación empieza a encaminarse hacia el padrastro de una de las jóvenes, Kelly, cuando tras una orden de registro, encuentran en su ordenador personal, imágenes de las dos fallecidas, en poses sexuales. Esto hace que Lei, se vea reflejada nuevamente en ellas, por los abusos que cometieron a su persona a la temprana edad de 9 años.

Si poder remediarlo, la atracción entre nuestra protagonista y el jefe de la investigación, Stevens, el detective encargado del caso, empieza a surgir cuando, tras recibir ésta varias cartas amenazantes, empiezan a hacer turnos de vigía en su casa entre su compañero Pono y el detective.

Posteriormente, una amiga y compañera de Lei, aparece asesinada con el mismo modus operandi de las dos adolescentes, por lo que deciden ampliar la búsqueda, averiguando así que no son las primeras, sino que son parte de una lista de jóvenes drogadas, secuestradas y posteriormente violadas.

Las notas empiezan a ser más asiduas, hasta que la propia Lei es secuestrada.

Me ha parecido estar viendo un emociónate episodio de CSI. La autora ha sabido exponer las pistas de manera que hasta casi llegado el desenlace principal no tuvieras la certeza de quién era el malo. Para a tan solo 40 páginas, recordarte que la policía era doblemente acosada por lo cual no sólo había uno sino dos culpables. Me ha mantenido en vila en todo momento, acusando de ser el culpable hasta al apuntador, mi valoración es de un 4,5.

Por que la mente humana es única, protegiéndonos de lo doloroso, haciéndolo surgir tan sólo cuando el momento es propicio para hacernos más fuertes.