Las dos caras de la luna -Elizabeth Bowman


De la mano de Romantic Ediciones llega Las dos caras de la luna. Una novela escrita por Elizabeth Bowman en la que la protagonista y su egoísmo serán el centro de la trama. Un libro lleno de prejuicios y falsas creencias en el que la vida pondrá a cada uno en su lugar.

Sinopsis:

Malbourey House, Inglaterra. 1806.
Tras el matrimonio de su hermana mayor con el poderoso Pierce Bonneville, la vida ha dado un giro radical para la intrépida y rebelde Livia Middleton.
Aunque, por fuera, su delicado porte refleja todo lo que una señorita debería ser, por dentro, su alma y su pérfido corazón arden en rebeldía. Ni su ventajosa posición, ni las constantes amonestaciones por parte de su hermana han conseguido aplacar el volcán que bulle en el interior de Livia que, a sus diecinueve años, se ha convertido en una joven caprichosa e indisciplinada a la que ningún caballero con dos dedos de frente osaría cortejar.
Jack vive sometido a una pasión imposible. Sabe que Livia es una mujer inalcanzable para él pero, al mismo tiempo, se niega a que sea otro hombre el que consiga arrebatarle su más preciada rosa inglesa.
Jamás han existido dos almas más discordantes ni menos predestinadas a encontrarse, pero tienen algo en común: están locos el uno por el otro.
Sin embargo, cuando el refinado ingeniero Richard Grandison aparece en Malbourey y corteja a Livia con oscuras intenciones, Jack se verá obligado a dejar a un lado sus reparos y lanzarse de una vez a la conquista.

 

Mi valoración de este libro es un 3. Es una nota algo baja y lo sé, pero no conseguí meterme en la historia hasta pasada la mitad del libro. Por más que leía y lo intentaba no lograba sentir esa chispa que un buen libro prende y que hasta el final te tiene enganchado leyendo. Me costó conectar con los personajes y lograr simpatizar siquiera un poco con Olivia, es una mujer repelente a la que dan ganas de pegar cada dos por tres. Jane y Ada llegaron a darme pena por tener que convivir con semejante arpía. Aunque sin duda el que peor lo pasa en esta novela es el pobre Jack… Un pobre mozo de cuadras que se enamora como un tonto de la señorita mimada de la casa. Ese será su mayor error y su mayor tortura, durante años ella se dedicará a hacerle daño, a ofenderle y humillarle como si realmente se lo mereciera. La aparición del socio de Bonneville hará que todo se acelere, que la pasión surja y que los celos prendan como pólvora, haciendo de esta novela una bomba de relojería de la mitad en adelante. Me hubiese gustado que el principio me atrapara y haberla disfrutado de otra forma, sobretodo porque el final me ha gustado y, aunque pueda parecer mala persona, hasta me ha alegrado un poco 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s